Menu
UK: Good bye, forever and ever

UK: Good bye, forever and ever

POR LA ESPIRAL Claudia L...

Impunidad, lo imposible

Impunidad, lo imposible

La Costumbre del Poder *...

PAS y organizaciones políticas acusan al Senado de “omisión legislativa”

PAS y organizaciones políticas acus…

Reprochan a senadores con...

Mariguanol a carretadas

Mariguanol a carretadas

Columnaria  Juan Chávez ...

Modelo educativo que desmoviliza

Modelo educativo que desmoviliza

ACTA PÚBLICA Claudia Rod...

El Príncipe y Cenicienta

El Príncipe y Cenicienta

DE FRENTE Y DE PRFIL  RA...

Denuncian vecinos de Iztacalco altas tarifas por “agua sucia”

Denuncian vecinos de Iztacalco alta…

Pedirá morena a GCDMX r...

¡Nunca más zoquetes y corruptos!

¡Nunca más zoquetes y corruptos!

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

Michel Collon: ¿Es Trump un monstruo para el establishment?

Michel Collon: ¿Es Trump un monstru…

Investig'Action Michel C...

Intemperancia y poder

Intemperancia y poder

La Costumbre del Poder *...

Prev Next

scT2015

Martes, 28 Marzo 2017
16:38:58

Deportes

Dama del Caos vs La Princesa del Hielo

Dosis de Endorfina

 Jaime Reygadas Azcué (*)    

Nancy y Tonya dos adolescentes americanas comunes, a quienes el destino les tenía algo preparado. Todo comenzó en Portland con Tonya Maxene Harding sobreviviendo. LaVona Fay (madre) la educó a base de maltrato físico y psicológico. Al Harding (su padre), dulzura pura, compartió su gusto por la pesca, caza y la reparación de autos. Una mujercita que no se encontraba muy identificada con su lado femenino.  A muy temprana edad en la plaza comercial Lloyd Center, vio en el hielo la solución a sus problemas. Tenacidad y talento innato lograron llamar la atención de Diane Rawlings. Entrenadora, figura materna, y responsable de moldear su talento. Se vio plasmado en el campeonato nacional de 1991 con un triple axel (salto con tres giros en el aire). Acto sin precedente en el patinaje americano. Una estrella había surgido. Prefería patinar al son de ZZ Top que a la música clásica que dictaba el protocolo. Las carencias no dejaron de acecharla. Abandonó la escuela para entregarse por completo al patinaje. A los 19 años se casó con Jeffrey Gillooly, lo cual engendró inestabilidad y violencia. Finiquitándose después de 3 años gracias a un divorcio.

Leer ms ...
Suscribirse a este canal RSS

"Si no puede, sepárese del cargo", Rocío Nahle a Coldwell

Martes, 28 Marzo 2017
16:38:58