Menu
Desencuentos

Desencuentos

Molinos de viento Robert...

Casi lista la rehabilitación de Presidente Masaryk

Casi lista la rehabilitación de Pre…

El proyecto de rehabilita...

Ojo conductor; no olvide el cinturón de seguridad; nada de alcohol

Ojo conductor; no olvide el cinturó…

Para disfrutar las vacaci...

Las cifras del sazón… con sabor a México

Las cifras del sazón… con sabor a M…

Homo Espacios  Glen Rodr...

El Ángel, listo para la tocada de Carlos Santana

El Ángel, listo para la tocada de C…

La Secretaría de Protecci...

Como nunca antes, muchas mujeres, candidatas a puestos de elección

Como nunca antes, muchas mujeres, c…

En las elecciones de este...

Premia el INE a los mejores cortometrajes sobre el proceso electoral 2015

Premia el INE a los mejores cortome…

El Instituto Nacional Ele...

Traza tu ruta para las vacaciones santas

Traza tu ruta para las vacaciones s…

Para aprovechar al máximo...

Para Semana Santa, nueva ruta del Turibús

Para Semana Santa, nueva ruta del T…

Una nueva ruta temporal d...

Lluvia y granizada para la tarde en CDMX

Lluvia y granizada para la tarde en…

La Secretaría de Protecci...

Prev Next
Sábado, 28 Marzo 2015
23:20:04

El debate del petróleo y Cárdenas

El debate del petróleo y Cárdenas

Francisco Gómez Maza

Análisis a Fondo 

  • Una reforma para rescatar la economía 
  • Pemex y CFE deben seguir siendo públicas

Muy propio, gentil y formal se comportó el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, durante su presentación en el foro organizado por el Senado de la República para “recoger” posicionamientos de cara al debate legislativo de las iniciativas de reforma energética, presentadas tanto por el jefe del poder Ejecutivo como por la dirigencia de los partidos de Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

 

La tersura del hijo del autor de la Expropiación petrolera del 18 de marzo de 1938, el general Lázaro Cárdenas del Río, contrastó con el malestar acusado por varios defensores a ciegas de la reforma a los artículos 27 y 28 de la Constitución Política mexicana para dar entrada a los capitales privados, nacionales y extranjeros, al plan de negocios de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

Una de las novedades presentadas por el michoacano se refirió a la coyuntura económica y social en la que dieron comienzo las presentaciones en el foro del Senado: la tragedia nacional provocada por los huracanes, que devastaron una muy importante porción del territorio mexicano.

Ante la desolación causada tanto por Ingrid y Manuel, como por la irresponsabilidad de encargados de la protección civil, cobra mucho mayor importancia la reforma energética, primero propuesta por el presidente Peña Nieto y luego por los partidos ya mencionados, que tendría que ser, de hoy para adelante, factor clave para la recuperación y el lanzamiento de la economía nacional hacia estadios superiores y así colocar a México, como lo pretende el Presidente, en los primeros sitios entre las economías que ahora se denominan emergentes.

Petróleo (y electricidad) tendrían que ser motores muy bien afinados para dejar la mediocridad de un mediocre crecimiento económico que no rebasa el 3 por ciento, y llegar por lo menos al 6, así como para una eficiente y eficaz planta industrial y, por tanto, para satisfacer plenamente la demanda de puestos de trabajo justamente remunerados.

Planteó el ponente a los senadores que lo escucharon objetivos puntuales, en los que se tendría que enmarcar la política energética: prolongar la vida de las reservas de petróleo; satisfacer la demanda nacional de hidrocarburos; disminuir gradualmente, al ritmo más rápido posible, las exportaciones a Estados Unidos para transformarlos industrialmente en el país; desarrollar cadenas productivas; estimular desarrollos regionales, y reducir las importaciones; aumentar la capacidad de refinación e iniciar nuevas instalaciones hacia el año 2017.

Todo, sin dejar de fomentar más inversiones privadas y públicas en petroquímica y en la construcción de gasoductos y, sobre todo, impulsar las energías renovables no convencionales, para sustituir combustibles generados por los hidrocarburos.

Obviamente, el ingeniero Cárdenas insistió en que no se requiere la reforma constitucional para transformar a Pemex (y a la CFE), que en su opinión debe seguir siendo una empresa pública. Sólo se requiere reformar 12 leyes reglamentarias o secundarias y una nueva ley sobre el manejo de los excedentes. Una postura que atizará el debate senatorial cuando estén ya los senadores entrados en el proceso de la reforma.

Ante el objetivo del gobierno del presidente Peña Nieto de hacer de Pemex una empresa competitiva, Cárdenas se preguntó que frente a quién, pues los costos de exploración, producción y desarrollo de la empresa mexicana son actualmente menores que los de Noruega, Exxon Mobil, Estados Unidos, Brasil entre otros países petroleros.

Indudablemente que muchos senadores no pusieron atención a la exposición del Ingeniero y, como sordos, respondieron con el discurso oficial. Sin embargo, para que, al final del día, el presidente Peña Nieto logre una reforma energética que sirva para fortalecer la industria petrolera y la de generación de energía eléctrica, será absolutamente indispensable escuchar todas las voces, aunque aparentemente choquen con la filosofía oficial. Un gran favor está haciendo el señor Cárdenas con su bonomía y sus conocimientos en materia petrolera, para advertir que con sólo reformar la constitución México no va a salir del atolladero en el que sobreviven los mexicanos desde hace ya una eternidad.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

www.analisisafondo.com

volver arriba

Web Hosting

Sábado, 28 Marzo 2015
23:20:03