Menu
Concesiones: ¿la última y nos vamos?

Concesiones: ¿la última y nos vamos…

Diario ejecutivo  El p...

Adiós a Manlio y a Gamboa

Adiós a Manlio y a Gamboa

DE FRENTE Y DE PERFIL  R...

Las luciérnagas, un espectáculo maravilloso en Tlaxcala

Las luciérnagas, un espectáculo mar…

Valija Viajera Los usos ...

Trasladar 14 secretarías, costo oneroso

Trasladar 14 secretarías, costo one…

Prisma empresarial El NA...

Recortes exigidos VS Plan de austeridad

Recortes exigidos VS Plan de auster…

ACTA PÚBLICA Claudia Rod...

López Obrador Recibirá 40% Menos que Peña; o sea 108 mp

López Obrador Recibirá 40% Menos qu…

Dom 15 Julio 2018 16:19 ...

Vivienda en la CDMX, triunfante pese al caprichato pripanista

Vivienda en la CDMX, triunfante pes…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

El tigre quedó suelto

El tigre quedó suelto

La Costumbre del Poder *...

Sin música ¡NO!

Sin música ¡NO!

Glen Rodrigo Magaña Algo...

Prev Next

A chile pelón, Meade

A chile pelón, Meade

Juan Chávez

Soy priista de hueso colorado. Me formé en el periódico El Nacional y de ahí mamé la institucionalidad de que estoy investido.

 

Pero ahora, el #YoMero me tiene decepcionado.

Extraordinario estudiante, excelso profesionista hasta doctorarse y magnifico servidor público hasta el punto de ser reconocido como “el mejor” por Ricardo Anaya, su contrincante frentista, José Antonio Meade carece de lo que es fundamental requisito para jugarla por la Presidencia: oficio político.

Eso es definitivo y mantiene al PRI en las sombras del proceso electoral que dizque se halla en veda, una veda, como las precampañas, estúpida y simulada.

Lo que me importa es que Meade, en 60 días, no haya prendido candela.

Rodeado de priistas desprestigiados, no aprendió nada. Y con Aurelio Nuño como coordinador, fue su peor regada.

Nuño también ha sido bueno en la academia, pero tampoco  es político.

Ninguno de los dos sabe cómo responder a López Obrador y a Anaya, que tienen al priista no priista relegado, sumido en el tercer lugar sin poder asomar las narices.

Los dos son políticos de escritorio.

Meade, en su cierre de la precampaña falseada, habló como lo que es: un economista de altos vuelos, a lo mejor el mejor de los que el país pueda tener.

¿Pero?

Sí, el tal pero. Citó, entre otras cosas, la seguridad en la “estabilidad de los mercados” que habría con él como Presidente.

Se dirigía, eso hay que creer, a una audiencia que piensa que esos “mercados” son las plazas a donde acude a surtir su despensa alimentaria semana a semana.

De los “mercados” de la macroeconomía, el pueblo no sabe nada… independientemente de que le importan un reverendo pito.

Lo que pesa en el populacho es lo que no tiene en sus bolsillos: dinero para hacer su “mercado”. Menos, porque los precios de los comestibles se han disparado a las nubes. El huevo, por ejemplo, se cotizaba este domingo a 44 pesos el kilo, cuando en la última semana de enero se mantenía aún en 24.

De eso, a chile pelón, hay que hablarles  a los votantes priistas y comprometerse a un control rígido de precios… haciendo un lado la economía de mercado, como Trump lo está haciendo en Estados Unidos.

¿Qué es volver al proteccionismo?

Sí… pero hay acaso otra manera de aliviar la economía de los más jodidos.

Meade debe buscar asesores que conozcan la pesadumbre dolorosa de esa realidad que los pobres arrastran desde siempre.

Requiere de alguien que le instruya en los conceptos que el pueblo entiende,  ese pueblo que sabe cero de los discursos tendientes a esa macroeconomía que le tiene cruzado el cerebro con la protección a los “mercados”.

Ni Anaya y menos López, tocan esos discursos que el 90% de los votantes desconocen y les aburre escucharlos.

Aprende Meade, por favor. No me obligues a cancelar las boletas electorales el 1 de julio.

Debiera asesorarte, por ejemplo, el acuñador del wasap que recibí el lunes 12 en mi celular:

Si votas por “ya sabes quién”, nos carga “ya sabes qué”. Así, al puro chile pelón…

volver arriba
Domingo, 15 Julio 2018
19:48:10