Menu
Quieren robarse la elección en Veracruz, pero no podrán, dice AMLO

Quieren robarse la elección en Vera…

No podrán robar la elecci...

Debía ser un estudio imparcial sobre el consumo de alcohol; querían titularlo “¡Salud!”

Debía ser un estudio imparcial sobr…

RONI CARYN RABIN 22 de ju...

Virgilio Caballero Pedraza

Virgilio Caballero Pedraza

Apasionados por la comuni...

Voto Simple ante el Barroquismo del INE

Voto Simple ante el Barroquismo del…

Libros de ayer y hoy Ter...

Contraloría suspende al director regional sur de Sedeso por despensas almacenadas en un camión

Contraloría suspende al director re…

La Contraloría General de...

Obras Ilegales del PAN en la Benito Juárez

Obras Ilegales del PAN en la Benito…

AKABANI SUPERVISA OBRAS I...

Candidato del PAN en Yucatán Miente a los Ciudadanos: Morena

Candidato del PAN en Yucatán Miente…

Ciudad de México.- El dip...

La Encuesta de De las Heras muestra que AMLO tendría entre 25 y 26 millones de votante

La Encuesta de De las Heras muestra…

    Andrés Manuel López...

Ya Comienzan en el Gobierno Federal a Pensar en la Entrega a la "Próxima Administración"

Ya Comienzan en el Gobierno Federal…

  ENTREGARÁ ISSSTE CON T...

Cordova Lamenta la Violencia, Pero Dice que las Elecciones no Están en Riesgo

Cordova Lamenta la Violencia, Pero …

@serpercas200 El conseje...

Prev Next

El Mundial y el debate

El Mundial y el debate

Juan Chávez

“El Bronco” es el bronco aquí y en China.

Si fuéramos realmente objetivos, del todo objetivos, no dudaríamos en quedarnos con Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, para presidente de México.

 

“Los tres”, les soltó en su postrera afirmación, “son lo mismo. Los 3 nos quitan el dinero. Los 3 pelean entre sí. Los 3 pueden ir a la cárcel”.

El Bronco cerró así su participación en el tercero y último debate presidencial, caracterizado, más que nada, por la ignorancia de los aspirantes presidenciables en la importante materia de producción de energía eléctrica.

Jugaron, como si estuvieran echando dominó, con el consumo de las gasolinas, con los 600 mil barriles al día que compramos a Texas, con las dos refinerías que López se propone construir si llega a la Presidencia y con los carros eléctricos que aparecen como la solución a la contaminación.

No hablaron de que los mexicanos consumimos “energía sucia” y que solo, del gran consumo de electricidad, el 6% son de energía limpia.

Dieron sus ideas para lograr que haya  energía eolítica “y que en todos los hogares” haya paneles solares y que también el agua sea aprovechada en su producción.

Y de los carros eléctricos, Anaya citó que para 2024 su uso será tan extensivo que empezará a declinar el consumo de combustóleos.

Pero no fijaron atención ninguna en que tales vehículos caminan con la “energía sucia” que se produce en México. Ya no van a contaminar en la zona metropolitana, por ejemplo, pero van a contaminar en las regiones donde se ubican las termoeléctricas que queman gas y diésel y producen los gases contaminantes.

Total, los cuatro salieron reprobados en el último punto del debate: el cambio climático.

Pero estábamos con “El Bronco”, y le seguimos. Dicen las encuestas, dijo, que Alemania ganará el Mundial y que López Obrador va a ganar las elecciones. “Pero ni lo uno ni lo otro va a suceder ahora y aquí”, señaló.

Las encuestas, clarificó, no votan ni juegan futbol.

No se arropó en el clásico viva México que si utilizaron Meade y López. Y por eso, les echó caballería a los 3 y pidió a los mexicanos que voten por él, el candidato independiente de “los partidos políticos que generan los males del país”.

El Bronco, inclusive, aludió a la Constitución: “Ya no sirve. Le da facultades a todos que no se cumplen”.

Pero el tiempo del debate, hay que decirlo, se lo llevó el conductor Carlos Puig con sus réplicas demasiado largas a los candidatos.

El Bronco, hay que decirlo, fue, de todos modos, el “gran replicador”. Se echó, como trompo en la uña, a los 3.

Leonardo Curzio, centrado, rindió homenaje a los mayas por haberles “prestado” su museo. La civilización maya, dijo al cerrar el tema del cambio climático, se colapsó.

El tema central Economía y Desarrollo, quedó colgado de la brocha.

El Bronco se dirigió a AMLO ¿y la cartera? “No la traje”, le respondió.

Luego establecería algo trascendental: “Los candidatos no debemos ser todólogos” y añadiría que en la reforma educativa “hemos fallado en la comunicación con los maestros”.

Lo demás, volvió a ser retórica, incluso las cruzadas acusaciones Anaya-Meade. Por cierto, 15 minutos antes del comienzo del debate, se difundió un segundo video que coloca al frentista como “lavador de dinero” y estar usándolo en la campaña.

volver arriba
Domingo, 24 Junio 2018
05:34:42