Menu
El cambio y las veleidades de la crítica

El cambio y las veleidades de la cr…

Libros de ayer y hoy Ter...

El de atrás paga…

El de atrás paga…

ENTRESEMANA MOISÉS SÁNCH...

Cercan campesinos e indígenas casa de transición de AMLO

Cercan campesinos e indígenas casa …

Instalan primer plantón...

Ahora resulta que México está en bancarrota

Ahora resulta que México está en ba…

DIARIO LEGISLATIVO   Ped...

Toman protesta "popular" diputados de Morena en Hemiciclo a Juárez

Toman protesta "popular" …

Lanzan un ¡basta!  a in...

Exigen petroleros transparentar recursos que PEMEX transfiere al STPRM y democratizarlo

Exigen petroleros transparentar rec…

Petróleo de México debe...

La revolución de AMLO

La revolución de AMLO

JORGE RAMOS 1 7 de septi...

Nos salvamos de que un narquillo controlara la Presidencia

Nos salvamos de que un narquillo co…

ÍNDICE POLÍTICO FRANCISC...

¿Y la Capacidad de Asombro?

¿Y la Capacidad de Asombro?

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN  En...

Prev Next
Martes, 18 Septiembre 2018
08:08:06

El cambio y las veleidades de la crítica

Libros de ayer y hoy

Teresa Gil

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Las posibilidades de un cambio han creado una explosión en el país, que se concentra básicamente en la crítica. Para bien o para mal.

Leer ms ...

Nos salvamos de que un narquillo controlara la Presidencia

ÍNDICE POLÍTICO

FRANCISCO RODRÍGUEZ 

Como se han venido desarrollando los acontecimientos y ante el aluvión de críticas y dicterios injustificados y alevosos para el próximo régimen, lleva a pensar que quizá lo que querían era repetirnos la dosis. El caso español de los últimos meses es realmente ejemplificativo de lo que hubiera pasado en México de haber triunfado la derecha anexionista.

Leer ms ...

Que se atengan: Napito

LA COSTUMBRE DEL PODER

 Gregorio Ortega Molina 

17 de septiembre de 2018 – 00:12 CE

 

*Si, que se atengan, y así vamos en el inicio de esta legislatura y en el umbral del nuevo gobierno. ¿De qué habremos de atenernos? Que nos lo explique el senador Napoleón Gómez Urrutia, que prefiere guardar silencio sobre los derrumbes de minas en Chihuahua

 

 

Recuerdo a un hombre atildado y menudo, cortés, observador de las formas. Supe su nombre, se llamó Filiberto Ruvalcaba y fue secretario general del sindicato de mineros. Los defendió sin enriquecerse. Tanto es así que hoy poco o nada se sabe de él.

     Luego, años después y durante las negociaciones de emergencia por el alza salarial, me tocó ver en acción a Napoleón Gómez Sada. Simpático, firme, siempre dispuesto a las mejoras en el gremio. Negociaba sin claudicar. El hijo menor de Porfirio Muñoz Ledo lleva su nombre combinado con el de Alejandro Álvarez Guerrero: “Si llegan hoy a un acuerdo, le pongo sus nombres a mi hijo”, ofreció el entonces secretario del Trabajo y Previsión Social. Y así fue bautizado.

     Muchos años después no logré sustraerme a seguir las peripecias legales de Napoleón Gómez Urrutia, quien es el único líder sindical que recibió de manos de su padre el mando y la responsabilidad. No recuerdo otro ejemplo, al menos en México.

     Nunca me ha quedado claro por qué huyó a Canadá, allá se auto exiló y fue cobijado por los sindicalistas de esa nación. Se le acusa -desconozco si con razón o sin ella- de malversación del fondo del sindicato; llevan y traen una cifra millonaria en dólares, lo que me hace preguntarme de qué vivió, junto con su familia, tantos años y en esa nación. No dio golpe, únicamente su colaboración semanal en La Jornada y la esgrima retórica en contra de los explotadores de las concesiones mineras en el país.

     
De pronto está de vuelta, nos cuentan que se ha mal informado sobre la honradez del actual senador de la República, que es impoluto; él amaga con reabrir el caso de Pasta de Conchos y asegura que rescatará los cadáveres de los mineros que allí quedaron sepultados durante sus horas de trabajo. ¿Ocurrió hace cuánto? ¿Queda algo de esos miserables que fallecieron por una explosión, u honran el polvo eres y en polvo te convertirás? Considero que el senador Gómez Urrutia insistirá en lo imposible, pues de alguna manera ha de recuperar el control del sindicato, tanto anímica, como política y laboralmente.

     ¿Pasta de Conchos? Está bien insistir en la falta de seguridad que no cumplió la empresa, pero mejor sería que se buscara batallas actuales, como la contaminación del río Sonora y sus consecuencias. Familias enteras enfermas, laceradas por los vertidos que la compañía minera del Grupo México lanza a las aguas del río sin consideración alguna.

     Mientras eso ocurre, mientras ese suceso que lacera la salud de mexicanos y mata el entorno, el senador Gómez Urrutia se defiende contra lo que él llama difamación y, además, escudado en el fuero esgrime la amenaza: “Que se atengan”, cuyo significado puede ser diverso e incluso fatal, pues los mineros no son precisamente hermanas de la caridad.

     Si, que se atengan, y así vamos en el inicio de esta legislatura y en el umbral del nuevo gobierno. ¿De qué habremos de atenernos? Que nos lo explique el senador Napoleón Gómez Urrutia. Pero, eso sí, guarda silencio sobre los derrumbes de minas en Chihuahua.

http://www.eldictamen.mx, http://www.almomento.mx, 
http://www.analisisafondo.com, http://www.indicepolitico.com y 
http://www.gregorioortega.blog

Leer ms ...

Un problema nunca resuelto: el sufrimiento de los inocentes

2018-09-16


 

Siguiendo de cerca la creciente violencia en Brasil y las verdaderas masacres de indígenas y de pobres en las periferias, y más aún, viajando recientemente por América Central, quedé impresionado en El Salvador, Guatemala, Nicaragua y otros países de la región por los relatos de masacres ocurridas en el tiempo de las dictaduras militares, masacres de pueblos enteros, de catequistas o de campesinos que tenían la Biblia en casa. Lo que hubo entre nosotros, en Argentina y en Chile durante el tiempo asesino, bajo la égida de las fuerzas militares, es también para aterrorizarse.

En la actualidad, dada la crisis económico-financiera, hay millones de personas que pasan hambre, niños hambrientos muriendo y gente en la calle pidiendo centavos para comer cualquier cosa. Pero lo que más duele es el sufrimiento de los inocentes. También el de los millones de pobres y miserables que sufren las consecuencias de políticas económicas y financieras sobre las que no tienen ninguna influencia. Son víctimas inocentes, cuyo grito de dolor sube al cielo. Dicen las Escrituras del Primer y del Segundo Testamento que Dios escucha sus gritos. Uno de los profetas llega a decir que las blasfemias que profieren por causa del dolor, Dios las escucha como súplicas.

En este momento hay un manto de dolor que cubre todo nuestro país, Brasil, con alguna esperanza de que las elecciones nos traigan líderes cuyas políticas sociales hagan al pueblo sufrir menos, o no sufrir más, y hasta volver a sonreír. ¡Cuánto se agradecería!

Pero el sufrimiento de los inocentes es un eterno problema para la filosofía y sobre todo para la teología. Seremos sinceros: hasta hoy no hemos identificado ninguna respuesta satisfactoria por más que grandes nombres, desde Agustín, Tomás de Aquino, Leibniz, y hasta Gustavo Gutiérrez entre nosotros, intentaran elaborar una teodicea, es decir un esfuerzo para no ligar a Dios al sufrimiento humano. La culpa estaría sólo de nuestra parte. Pero en vano, pues el sufrimiento continúa y la pregunta sigue sin tener respuesta.

Tal vez, la cuestión, siempre replanteada después por los grandes pensadores, como Russel, Toynbee y otros, fue formulada en primer lugar por Epicuro (341-270 aC) y recogida por Lactancio, cristiano y consejero de Constantino (240-320 aC), en su tratado sobre La ira de Dios. La cuestión se plantea así: «O Dios quiere eliminar el mal y no puede –y entonces deja de ser omnipotente y ya no es Dios–, o Dios puede suprimir el mal y no quiere –y entonces no es bueno, deja de ser Dios y se transforma en un demonio–». En ambos casos de la disyuntiva permanece la pregunta: ¿de dónde viene el mal?

El judeo-cristianismo responde que viene del pecado humano (original o no), y que nosotros somos los causantes de Auschwitz, de Ayachucho y de las grandes masacres de los colonizadores ibéricos en el nuevo Continente. Pero la respuesta no convence. Si Dios predijo el pecado y no creó condiciones para evitarlo es señal de que no es bueno. Pero si hizo todo lo posible para evitar el pecado y no lo consiguió, entonces es prueba de que no es omnipotente. En ambos casos no sería Dios. Y así caemos en la misma cuestión de Epicuro.

Las teólogas eco-feministas critican esa formulación entre impotencia y falta de bondad como patriarcal y machista, pues tales atributos de omnipotencia y bondad serían atributos masculinos. Lo femenino siente y piensa diferente, más en la línea de los profetas y de Jesús. Estos criticaban una religión sacrificial en nombre de la misericordia: “quiero misericordia y no sacrificios” suena en su boca. La mujer está ligada a la vida, a la misericordia con quien sufre y sabe mejor identificarse con las víctimas.

Se argumenta entonces: Dios es tan bueno y omnipotente que puede renunciar a tales prerrogativas (deja de ser el "Dios" de las religiones convencionales) y se hace él mismo un sufriente, va al exilio con el pueblo, es perseguido y por fin es crucificado en su Hijo Jesús. Comentaba D. Bonhöffer, el teólogo que participó en el atentado contra Hitler y fue ahorcado: “Sólo un Dios sufriente nos puede ayudar”.

Si no tenemos respuesta al mal, sólo sabemos ahora que nunca estamos solos en el sufrimiento. Dios sufre con nosotros. Lo terrible del sufrimiento es la soledad, la mano que se niega a ponerse en el hombro, la palabra consoladora que falta. Ahí el sufrimiento es total.

No hay respuesta para el sufrimiento de los inocentes ni para el mal. Si la hubiera, el sufrimiento y el mal desaparecerían. Pero siguen ahí haciendo su obra perversa. ¿Quién nos salvará? San Pablo, confiado, responde: “Sólo por la esperanza seremos salvados”. ¡Pero cómo tarda en realizarse esta esperanza!

 

 

Leonardo Boff

Leer ms ...
Suscribirse a este canal RSS
Martes, 18 Septiembre 2018
08:08:06